Análisis de Aspectos en Astrología

En Astrología se llama Aspectos a las distancias angulares que conectan entre sí a dos factores cualquiera de una carta astral. Suelen aparecer con sus glifos y especificaciones en una tabla de doble entrada, así como graficados en el interior del mandala con líneas de colores. Nos indican precisamente qué "aspecto" tiene un factor desde el punto de vista del otro, es decir: cómo se "ven" entre sí, cuál es la relación entre ellos, así como en qué momento de su ciclo mutuo están. Y lo hacen mediante el lenguaje numerológico de la matemática, la geometría, la música.

Imaginemos que cada línea de color dentro del gráfico es una cuerda que vibra en el éter en una determinada frecuencia / dimensión / armónica respecto de las demás, y que a través de las cualidades de dicha cuerda está fluyendo información entre los factores que conecta.

Tradicionales y Exóticos
Generalmente se categoriza a los aspectos en "mayores" y "menores". Los "mayores" son los que surgen de subdividir el círculo en cualquiera de los submúltiplos de 12, mientras que los "menores" surgen de cualquier otra base numérica. Veamos.

Los aspectos mayores "tradicionales" son:
1/1 = 360°/0°, ☌ conjunción (mismo signo)
1/2 = 180°, ☍ oposición (signos contrarios)
1/3 = 120°, △ trígono (signos del mismo elemento)
1/4 = 90°, ☐ cuadratura (signos de la misma modalidad)
1/6 = 60°, ✲ sextil (signos del mismo género)

En este gráfico están representadas la matriz de los domicilios tradicionales, combinada con las oposiciones y las cuadraturas en rojo y a los trígonos y los sextiles en azul. Siguiendo este esquema podemos pensar que:

la oposición es "saturnina" por ende "maléfica mayor",
el trígono es "jupiteriano" por ende "benéfico mayor",
la cuadratura es "marciana" por ende "maléfica menor",
el sextil es "venusino" por ende "benéfico menor",

En la astrología contemporánea convencional se suele renegar de la noción de "maléficos y benéficos" por ende se prefiere decir que la oposición y la cuadratura son aspectos "duros" mientras que el trígono y el sextil son "blandos", lo cual es decir más vagamente lo mismo.

Aunque tradicionalmente se usaban sólo los anteriores, podemos incluír como mayores "exóticos" también a:
1/12 = 30°, semisextil (signo adyacente);
5/12 = 150°, quincuncio o inconjunción (signo adyacente al opuesto);

Hasta aquí todos son "mayores" por ser submúltiplos de 12, lo cual implica que si hay dos factores conectados por cualquiera de estas distancias angulares exactas, están ubicados en el mismo grado aunque en distintos signos (excepto en la conjunción que están directamente en el mismo signo). Esta es la diferencia fundamental entre los aspectos mayores y los menores, que se basan en cualquier otra base numérica que no divide a 12 en número entero, como: 5, 7, 8, 9, 10, 11, 13, 14, etc.

1/5 = 72°, quintil; 2/5 = 144°, biquintil;
1/7 = 51.42°, septil; 2/7 = 102.85°, biseptil; 3/7 = 154.28°, triseptil;
1/8 = 45°, semicuadratura; 3/8 = 135°, sesquicuadratura;
1/9 = 40°, novil; 2/9 = 80°, binovil; 4/9 = 160°, quadnovil;
1/10 = 36°, decil; 3/10 = 108°, tridecil o sesquiquintil; etc.
1/11 = 32,72°, undecil u oncil; etc.
1/13 = 27,69°, etc.
etcétera.

Además de todos los múltiplos de estos números también podemos considerar a las porciones áureas del círculo entre los aspectos menores exóticos que merecen ser investigados.

Al final de este artículo encontrarán una lista con los significados de cada aspecto / armónica, pero antes veamos algunos conceptos importantes para analizar aspectos

Aspecto en Orbe / Partil:
Esto se refiere a si el aspecto es exacto o "partil", o si está a un par de grados de "orbe" del partil. Un aspecto cualquiera es más fuerte cuanto más cerca del "partil" está.

Ej:
Sol en 15° Aries y Luna en 15° Leo = 120° exactos, están en un trígono “partil”;
Sol en 15° Aries, y Luna en 10° de Leo = a 115°, están en trígono con 5° de “orbe”;

Digamos que en este caso el trígono exacto tiene más fuerza que el de 5° de orbe. Para ilustrar esto, imaginemos que el Sol y la Luna estuvieran tratando de comunicarse con dispositivos inalámbricos a través del "canal 3"; cuanto más cerca estén de los 120°, mejor es la sintonía dentro de ese canal, y más nítida será la señal que cada uno emite y recibe, aunque siempre modulada por la frecuencia del 3.

Los Orbes máximos a considerar varían según el aspecto y los planetas involucrados. Por lo general, con los aspectos mayores, se permiten orbes más amplios, de hasta 10 grados para una conjunción o una oposición con el Sol y la Luna, mientras que para los demás planetas y aspectos se aceptan entre 4° y 8° según los planetas sean más lentos o más rápidos respectivamente. Con los aspectos menores se suele utilizar sólo el partil, a lo sumo 2° y 3° de orbe para el Sol y la Luna.

Aspecto creciente / menguante:
Esto se usa normalmente para hablar de la fase de la Luna pero puede aplicarse a cualquier par de factores. La Luna está en su hemiciclo creciente cuando va de la conjunción con el Sol (Luna Nueva) hacia la oposición (Luna Llena), y está menguante cuando va de la oposición a la siguiente conjunción. Para verlo con los demás planetas siempre hay que tener presente cuál de los dos es el más lento y pensar a partir de ese si el otro va hacia la oposición o ya la pasó.

Decimos que:
en el hemiciclo creciente, la energía se despliega y la relación entre los factores es más "exteriorizante";
en el hemiciclo menguante, la energía se repliega y la relación entre los factores se vuelve "interiorizante".


Ej:
Sol en 15° Aries y Luna en 15° Leo, están en un trígono creciente partil;
Sol en 15° Aries y Luna en 18° Sagitario, están en trígono menguante con 3° de orbe;
Júpiter en 10° Cáncer y Venus en 10° Libra están en una cuadratura creciente partil;
Júpiter en 10° Cáncer y Venus en 8° Tauro están en un sextil menguante con 2° de orbe;

Aspecto Aplicativo / Separativo:
Los aspectos que están "en orbe" pueden ser aplicativos o separativos. Esto es, si el aspecto partil se está formando, o si ya se formó. Esto depende de cuál factor involucrado se mueva más rápido. Volvamos a los ejemplos anteriores:

Sol en 15° Aries y Luna en 18° Sagitario están en trígono menguante con 3° de orbe separativo: la Luna se mueve más rápido y ya pasó por el aspecto partil.

Júpiter en 10° Cáncer y Venus en 8° Tauro están en sextil menguante con 2° de orbe aplicativo: Venus se mueve más rápido y se acerca al grado donde se forma el aspecto partil.

El aspecto aplicativo es "activo" mientras que el separativo es "recesivo".
Esto resulta más sencillo de analizar si el aspecto es entre el Sol y la Luna, ya que las luminarias nunca retrogradan, pero con el resto de los planetas se puede complicar un poco más, pudiendo ser algún aspecto:

- doblemente aplicativo: si un planeta directo aplica a un aspecto partil con otro que está retrogradando; ej: Mercurio directo en 13° Tauro y Júpiter retrógrado en 16° Escorpio, trígono menguante doblemente aplicativo con 3° de orbe.

- doblemente separativo: el mismo caso que el anterior pero invertido, uno directo y otro retrógrado después de pasar el partil; ej: Mercurio directo en 16° Cáncer y Júpiter retrógrado en 13° Escorpio, trígono menguante doblemente separativo con 3° de orbe.

- interferido: cuando dos planetas están en orbe de aspecto pero el partil no llega a ocurrir porque uno de los dos cambia de dirección; ej: en septiembre de 2016 tenemos a Saturno retrógrado en 2° Capricornio y Urano directo en 2° Tauro; aparentemente están en trígono partil, pero si vemos los minutos de grado, Saturno dejará de retrogradar y Urano se pondrá directo antes de encontrarse en el grado y minuto partil.
También es interferido cuando dos planetas están en orbe de aspecto pero el partil ocurre después de un partil a otro planeta, ej: Mercurio directo en 13° Cáncer y Júpiter retrógrado en 16° Escorpio, trígono doblemente aplicativo pero interferido por una cuadratura de Mercurio con Saturno en 15° de Libra.

- disociado: cuando un planeta está en orbe de aspecto con otro pero el partil ocurre antes/después de que uno de los dos cambie de signo; ej: en septiembre de 2018 Saturno y Urano están en un trígono interferido y también disociado, porque en realidad el trigono exacto se produjo en los primeros días de noviembre de 2017 cuando Saturno estaba en Sagitario y Urano en Aries ambos a 25°.


Significado de las Armónicas del 1 al 13:
Comparto mi propia síntesis de una lista de significados atribuídos a cada uno de los aspectos, de armónicas del 1 al 13. La fuente principal sobre todo para los aspectos menores son los videos de David Cochrane y su estudio sobre los primeros 32 armónicos disponible aquí en inglés.

1: Conjunción, 0° o 360° de distancia entre los factores.
En la conjunción los factores involucrados se expresan siempre juntos con el impulso de un estallido, estableciendo temas fundamentales que atraviesan la vida de la persona, quien claramente se identifica con ellos y puede convertirse en líder, portavoz, imagen o ícono de una causa, movimiento colectivo, concepto, filosofía o estilo de vida. Esto puede llevar a la persona al éxito aunque también puede volverse aburrido o perder inspiración con el tiempo debido a que los factores en conjunción se instalan de manera muy consistente de la conducta, creencias, estilo y motivación.

2: Oposición, 180°
En la oposición los factores involucrados tienden a polarizarse en enfrentamientos y conflictos tipo "yo o tu". Estos invitan a la conscientización del factor proyectado para objetivarlo y reintegrarlo en la relación. Otros pueden verlo como incompatible y como intrigante. El desafío es aprender a compartir las energías involucradas de manera sinérgica y yuxtapuesta. 

3: Trígono, 120°
Fluidez estable de la energía entre los factores, con un balanceo que lleva a las cosas a su cauce natural, para mejor o para peor. 

4: Cuadratura, 90°
Los factores involucrados se relacionan con una tensión que se expresa como motivación y empuje, deseo de hacer, cambiar o alcanzar algo, desafíos que son oportunidades de crecimiento, sobreponerse a problemas, tensión, estrés, desafíos que piden mejorar, logros, definición, toma de forma.

5: Quintil, 72° (también 2/5: 144°)
Los factores combinados se expresan con creatividad y talento otorgando poder y habilidad para reinar en algún área. Pensamiento creativo, insights originales, rasgos perfeccionados, creatividad lúdica. Fascinación o interés en formas creativas, estructuras fluídas, rompecabezas, juegos y entretenimientos. Disfrute de la vida con la inocencia de un niño, disgusto por el aprendizaje tedioso, la repetición innecesaria y los hábitos inútiles.

6: Sextil, 60°
Los factores se relacionan armoniosamente al compartirlos con otros en interacción y conversación amigable, como en una danza con un ritmo equilibrado y dinámico. Indica actividad rítmica, polardad equilibrada, placer y facilidad para compartir y hacer sentir a otros cómodos.

7: Septil, 51°25' (también 1/14: 25.71°, 3/14: 77.14°, 2/7: 102,85°, 5/14: 128.57°)
Los factores se expresan en calma, con autodisciplina, autocontrol, introversión, capacidad de foco interior sostenido, pensamiento profundo, inclinación al pensamiento simbólico o abstracto; amor por la herencia de los clásicos; gracia divina, cualidad mística, reflexiva e interior para la observación; desarrollo, maduración y maestría de las propias ideas, habilidades y talentos; visión intuitiva, captación interdimensional de la divinidad fuera del tiempo que interviene ("deus ex machina") en los momentos críticos de la manifestación del genio creativo y propulsan en la navegación de las sincronicidades al servicio de la creación y de la conciencia planetaria. Sensible búsqueda interna, alto vuelo de la imaginación,  sus más profundas ilusiones destructivas. Estudio e investigación concentrada y tranquila, requeridas para la experticia y comprensión profunda del conocimiento en niveles muy sofisticados y complejos. 51°25': crecimiento creativo con un costo, relaciones irracionales que revelan la naturaleza oculta y más profunda del destino, 102°51': externaliza más las cualdades del septil, sentimiento de predestinación.

8: Semicuadratura, 45° (también sesquicuadratura, 3/8: 135°)
Los factores se motivan y empujan mutuamente a partir de desafíos que nos incitan a movilizarnos o bien resistencias a avanzar; polaridad, magnetismo entre polos que generan conflicto, potencia de la inercia, fusión de los opuestos, alquimia. 45:° impulso más bien dirigido hacia adentro, 135°: impulso menos intenso y más exteriorizado, que logra más fácilmente sus metas.

9: Novil, 40° (también 1/18: 20°, 2/9: 80°, 5/18: 100°, 7/18: 140°, 4/9: 160°)
Los factores se integran de manera placentera, unificadora y sanadora con la comunidad, la familia, la gente y los lugares; comprensión de la realidad sutil, compromiso que manifiesta ideales, felicidad del alma, matrimonio sagrado, unión con el espíritu; problemas que pueden ser superados, habilidad para destrabar bloqueos, catalizar el autoajuste, aceptación e inclusión en la comunidad. 

10: Decil, 36° (también 3/10: 108°)
Los factores se relacionan de manera sinérgica y creativa para transmutar una idea en una forma concreta, jugando con otros frente a frente; refinación y concreción de las ideas, perspicacia e intuición, desarrollo de relaciones mutuales, amor por los experimentos, las actividades lúdicas y recreativas con sensibilidad refinada, especialmente cuando son compartidas. Fascinación o interes por nuevas ideas; disfrute de las sorpresas con buen sentido del humor. 36°: ayudar a otros. 108°: necesidad de retirarse y hacer introspección para externalizar las propias ideas originales, habilidad para encontrar formas inusuales de una situación, insights brillantes, innovación, reforma.

11: Oncil, 32,72° (tambien 2/11: 65.454°, 3/11: 98.181°, 4/11: 130.9°, 5/11: 163,63°)
Los factores involucrados se relacionan a través de la inquietud por el progreso, hambre de cambio, insatisfacción con el estado de las cosas, impaciencia, problemas psicológicos, poca capacidad para sostener la atención, tendencia a pasar de un tema a otro rápidamente, talento musical y para la danza, imaginación y fantasía tanto puras como aplicadas a plasmar novedades sociales, maestro incomprendido o adelantado a su época, habilidad para integrar diversidades y dualismos, tensión de los "dobles vínculos" tanto externos como internos, estrés, inestabilidad, posibles excesos, búsqueda de ayuda más allá de sí mismo, consciencia social.

12: Semisextil, 30°, también Quincuncio, 5/12: 150°.
Los factores involucrados se expresan como características muy arraigadas y evidentes, son recursos cualitativos básicos. El Semisextil es más suave que el Quincuncio. Si el quincuncio es menguante genera una tensión entre tendencias juveniles y lúdicas, y una búsqueda de más estabilidad, seriedad y madurez.

13: 27,69°
Expansión más allá de lo mediocre, búsqueda de la grandeza y dominio en algo muy especial, habilitación para ir fuera de la ley o los requisitos usuales y limitaciones que los otros enfrentan; dolatría, heroísmo, misión, propósito, maestro interno, muerte y renacimiento, transformación, valores y recursos grupales, sentido de misión y propósito, sentimiento de que uno debe alcanzar algo grande o único, penetración en lo nuevo, necesidad profunda de superar el propio nivel de funcionamiento actual, búsqueda de lo extraordinario y excepcional, entusiasmo por una visión de un logro posible mucho más alto, no dar el brazo a torcer en la propia misión, capacdad para trabajar duro en las metas importantes para la persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario