Astro Logos y Nomos

Es frecuente la confusión entre la actividad que realizan los Astrólogos y los Astrónomos. Ambos se parecen en que se ocupan de los astros, es decir, cuerpos celestes con forma definida, pero se diferencian en su manera de abordarlos:

- El vocablo Logos en Griego significa palabra, en cuanto meditada, reflexionada o razonada, es decir: razonamiento, argumentación, habla, discurso, inteligencia, pensamiento, sentido, sabiduría, Verbo.

- El vocablo Nomos en cambio significa Ley, en el sentido de una forma de justicia y conjunto de normas y reglas, que por medio de la convención distribuye, retribuye, dispensa, asigna, adjudica, organiza.

Los Astrólogos se ocupan entonces de meditar y reflexionar sobre la inteligencia y la sabiduría de los astros, podríamos decir que buscan captar el sentido y la lógica del discurso astral; mientras que los Astrónomos se ocupan de establecer convenciones y leyes que organizan la distribucion de los astros, asignándoles nombres a los cuerpos celestes.

La Astrología depende irrevocablemente de la Astronomía: para captar e interpretar el sentido implicado en el discurrir de los astros, hay que utilizar algún tipo de matriz convencional que ordene tal discurso. Sin embargo parece que hoy en día no es necesaria la Astrología para hacer Astronomía: se puede descartar la búsqueda del significado, ordenando arbitraria y convencionalmente los cuerpos celestes, ubicandolos relativamente dentro de grillas (regulares o irregulares), ordenandolos en serie (por su tamaño, color, densidad, distancia al sol, duración de su rotación o traslación, etc) y asignándoles nombres (de sus descubridores, de la mitología greco-romana, o bien combinaciones de letras y números), sin que esta organización convencional tenga una "sabiduría" implicada.

Que la astronomía pueda prescindir e incluso negar a la astrología, es una consecuencia de la ideología cientificista que rige en la cultura occidental hace ya un par de siglos. Sin embargo cabe reflexionar, ¿Cuál es el costo existencial de semejante quiebre, divorcio, grieta?

Los astrónomos se equivocan cuando acusan a los astrólogos de estar equivocados o desactualizados, por no atenerse a utilizar las mismas convenciones que ellos utilizan en la actualidad. Tal consideración se basa en que la astrología se atreve a penetrar el pantanoso terreno del significado. Pretender que la dimensión astrológica se adecúe y atenga a las convenciones astronómicas es análogo a pretender que usemos las palabras sin significado, únicamente como significantes objetivos, pretensión que sólo puede comprenderse como un vaciamiento de la subjetividad y un desprecio por la búsqueda existencial de sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario