No cometerás falacias lógicas

"No cometerás falacias lógicas"
A partir de esta imágen con una lista de falacias (en inglés), emprendí una breve investigación, ya que me produjo cierta sospecha la máxima "no cometerás falacias lógicas"; un chiste con la forma de un mandamiento religioso.

Quien adhiere y profesa por la adecuación del pensamiento a los criterios racionales, sin embargo suprimirá confesar cualquier identificación con algún tipo de culto religioso, ni siquiera al de la Diosa Razón. El culto a la Razón fue "un conjunto de fiestas cívicas pseudo-religiosas que se celebraron durante el Terror, la fase de la Revolución Francesa dominada por el jacobinismo radical" (2) y un sistema de creencias instaurado con la intención de reemplazar al catolicismo (3).

Al respecto de los Jacobinos, sintetizo lo que dice Rodrigo Borja en su Enciclopedia de la Política (4): "De los jacobinos surgió la fracción más radical de los representantes populares (...) El jacobinismo se inspiró en el espíritu del libre pensamiento y del racionalismo (...) tan importantes como sus ideas fue su actitud para defenderlas e imponerlas. La intransigencia doctrinal, el puritanismo y la austeridad fueron algunas de sus características fundamentales. Alguien lo denominó, por eso, “la tiranía de la virtud”. Y, desde entonces, se llama jacobinismo a la pasión e intolerancia para defender los principios filosófico-políticos más radicales de la Revolución Francesa. (...) La derecha ve en el jacobinismo un peligroso radicalismo de izquierda, mientras que muchos de los ideólogos marxistas sostienen que es un radicalismo burgués." 
La página "clases de historia" resume: "
En la actualidad el término jacobino se aplica a quien es partidario de medidas revolucionarias o al izquierdista radical. También se aplica con carácter peyorativo como sinónimo de exaltado, violento o sanguinario."
 

Existen aún hoy militantes de todo tipo que sostienen posturas de este estilo, pretendidamente anti mono teístas; pueden encontrarse a la vuelta de la esquina, en la ventana, e incluso en el espejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario