Luna Negra Lilith



Luna Negra Lilith
De lo Visceral a lo Sublime
Por Vanessa Guazzelli Paim, Agente 55 CIA (Cosmic Intelligence Agency)
Artículo Original - Trad



ucido por Nicolás Boqué

      La Luna Negra es un punto astrológico virtual, que representa el apogeo de la órbita de la luna. En este artículo me voy a referir a ella como Luna Negra Lilith (LNL), para diferenciarla de otros puntos astrológicos (como el asteroide Lilith o la Luna Oscura). El apogeo de la órbita de la Luna es el punto de la elipse en que está más lejos de la Tierra. En esta posición la Luna casi se escapa, ¡pero no! Porque justo allí entra en acción la gravedad mostrando su fuerza, trayendo a la Luna de vuelta hacia la Tierra para continuar su órbita. Así que ahí reconocemos el primer concepto básico de la Luna Negra Lilith: gravedad. Isaac Newton se referiría a esto como una cuestión de masa y distancia.

      LNL tarda nueve años en dar una vuelta al Zodíaco quedándose aproximadamente nueve meses en cada signo. Esto hace al segundo concepto básico de la discusión, el del embarazo humano, o gestación. LNL tiene que ver con bajar las cosas a la Tierra, concentrar masa, materializar y formar un cuerpo. Está relacionado a la memoria celular y a la experiencia uterina, como el feto que no ve, no piensa, en palabras y significados, pero sólo siente cosas simplemente, como el calor y el frío, la tensión o relajación, o el sentido de la experiencia placentera o displacentera. Está vinculado al cerebro reptiliano, el nivel más básico del cerebro humano que está a cargo de la supervivencia básica. Concierne temas de vida o muerte. LNL representa el instinto de supervivencia y las sensaciones no habladas que experiencia la madre a través del embarazo. La experiencia no hablada en sí misma va más allá de las intenciones de la madre o de la narrativa oficial. Más que estar en el inconsciente, LNL es la experiencia real y cruda, los sentidos y sensaciones registrados en nuestros cuerpos.

      Mientras la Luna “blanca” nos habla sobre la experiencia “oficial” de la madre, la familia y el ambiente, la Luna Negra nos habla sobre la experiencia visceral de la madre durante el embarazo. LNL cuenta sobre las sensaciones profundas, visceral, crudas. Más que palabras e imágenes, la referencia es a sensaciones como calor-frío, presencia-ausencia, confort-disconfort. No es sólo irracional, sino ciego. LNL indica la experiencia misma, previa a su elaboración por imágenes y palabras.

      Es interesante notar que la palabra portuguesa para el embarazo es ‘gravidez’, con la misma raíz que gravedad. LNL se refiere a la gravedad, la gestación, la materialización, bajar a Tierra, materializer el cuerpo. Es indicativo tanto de dificultad como de talento. Se trata de nuestro nivel más visceral y nuestro instinto más básico de supervivencia y contiene el potencial para lo terrorífico y lo sublime.


La Mitología relacionada con la Luna Negra Lilith


      La mitología de Lilith informa más profundamente sobre el contenido conceptual de este punto astrológico. Sin embargo no alcanza exclusivamente para explicar todas sus riquezas. El mismo aspecto salvaje y visceral de lo femenino, se expresa en otros mitos de diferentes culturas, como los de Hécate, las Brujas, Durga, Kali o Maléfica. Diversas culturas también presentan otras maneras de relacionarse con este aspecto femenino visceral y salvaje de la experiencia humana.

Kali
      Mientras que en Lilith encontramos la mujer original, “la indomable primera esposa” de Adán, antes de Eva, en la religión Hindú, Kali es otro aspecto de lo mismo, Parvati (la esposa de Shiva). Kali representa la mutación misma de Parvati, donde el aspecto lógico masculino no respeta la fuerza creativa de lo femenino. Cuando este aspecto visceral recupera el respeto y la consideración, el femenino una vez más se presenta como la amorosa y devota Parvati. Pero ¡hey Shiva! No subestimes el poder y el valor del salvaje femenino. ¡No te olvides de Kali!


Lilith verdadera, Lilith media

      Al igual que los Nodos Lunares, LNL puede ser calculado como Verdadero o Medio. El Verdadero se mueve como un ‘zigzag’ retrógrado y directo, hacia atrás y hacia adelante, saltando de un signo al otro y volviendo, mientras que eventualmente se mueve hacia adelante. El Medio dibuja una línea, mostrando su dirección, nunca retrograda y de hecho indica el tono principal de ese nivel visceral durante un período de aproximadamente nueve meses en un signo.

      El Verdadero puede señalar la causa, mientras que el Medio indica el efecto. Aunque ambos son interesantes de observar y el Verdadero agrega información importante, es el Medio el que da el ‘efecto’. Llevarle el apunte al Medio debe ser la prioridad aquí ya que marca claramente un período de nueve meses en cada signo, con su tránsito indicando qué está pasando en la corriente subterránea de nuestro colectivo.


A qué se refiere LNL en tránsitos colectivos?

      LNL habla del tono de lo que se mueve en el colectivo bien al fondo y adentro. Señala el sub-tono instintivo de un período en particular, refleja el fondo detrás de nuestras palabras e imágenes en cualquier momento. Es sobre lo que se está moviendo en el colectivo en un nivel visceral – describiendo un cierto tono, una cierta calidez y sensaciones colectivas asociadas.


LNL en una Carta.

      El signo en el que cae la LNL nos dice cuál es el tipo de dificultad que encuentra en el contexto de los impulsos viscerales; así como qué tipo de poder visceral existe! Esto puede involucrar una gran dificultad o un gran talento. Representa o señala hacia donde experienciamos nuestro más grande desafío, para superarnos en función de prosperar. Como dijo una vez un simple hombre sabio del bosque: “La dificultad es del mismo tamaño que la facilidad” Es el desafío lo que hace la victoria posible ¡y el desafío visceral provee oportunidades para un talento visceral!

      El empuje y el impulso representado por LNL que no ha encontrado una forma de expresión instintiva ‘se suelta y se pierde’ en el cuerpo. Es como tener una presión constante que no tiene salida o dirección definida, y sin embargo es un motor compulsivo constante, como si fuera empujado por la gravedad, experienciado como una repetición constante. Semejante empuje compulsivo necesita ser puesto en acción creativa, con esfuerzo comprometido en función de moverse más allá de la compulsión destructiva. Semejante fuerza primal es mejor convertida en expresión creativa, anclando una transformación interior en el nivel más condensado, básico y de raíz. Así es como uno va más allá de reacciones puras, crudas e instintivas y se vuelve capaz de responder verdaderamente a la presencia de LNL, poseyéndose a uno mismo, ¡como un verdadero samurai!

No hay comentarios:

Publicar un comentario