¿La Predicción Astrológica Condiciona nuestro Libre Albedrío?

Al respecto de las picantes polémicas que se despiertan cuando cualquiera menciona las "técnicas predictivas" de la astrología. Empecemos por analizar la pregunta:

"¿Se puede predecir algo con la astrología?"

Antes de intentar responder esa pregunta, notemos que es una trampa. ¿Estamos pidiendo permiso o planteando una condición de posibilidad?. Pareciera que en un nivel del campo "estuviera prohibido" predecir algo con la astrología. Esta prohibición viene de siglos de antaño cuando quien erigiera la carta astral del Emperador podía perder la cabeza, y con esto me refiero muy literalmente, a tiempos bien pretéritos a la invención de la Locura.

Si estamos planteando la condición de posibilidad, de factibilidad, de realidad de la capacidad astrológica para predecir al menos algo minúsculo, podemos respondernos tanto que sí como que no.

Cuando la respuesta es que "no se puede predecir nada con la astrología", podemos pasar a preguntarnos, ¿cómo que no? ¿¿por qué no?? así, con indignación. "ay calmate, por qué esa indignación? qué soberbia"

¿Por qué la indignación? por negarle a alguien una genuina percepción.

Como si nunca hubiéramos escuchado algo así como (parafraseo): "una vez me hice una consulta astrológica y me dijeron cosas tan exactas que me habían pasado y que me iban a pasar, que me pareció espeluznante, me dio miedo y no volví más".

Como si nunca se nos hubiera caído la mandíbula en un espasmo tremendo con cataratas de fichas al meternos medio de rebote a leer en algún sitio de internet cuáles eran nuestros tránsitos actuales (obvio que después de esto terminamos yendo a comprarnos la parte que había que pagar para saber un poquito más).

Si no tuvimos ninguna de estas dos experiencias (ni la ajena ni la propia), e igual decidimos que "no se puede predecir nada con la astrología", definitivamente nos falta chocolatada y no estamos a la altura de proseguir esta conversación con seriedad, respeto y transparencia. (puede ir ya presionando el botón con una cruz o al mismo tiempo alt + f4 para irse a calentar una pava en la hornalla)



Pero si es que ya sí tuvimos alguna de estas dos experiencias (la ajena y/o la propia), y habiendo aún inclusive estudiado seriamente alguito de Astrología, seguimos prediciendo que "no se puede predecir nada con la astrología", no sólo estamos ejerciendo la reproducción del hipócrita discurso del falso escéptico que por ignorancia o rigidez malentiende de muy gruesa manera lo que es verdaderamente una Ciencia, sino que además estamos ante la auténtica oportunidad de disfrutar por primera vez de mezclar con la pajita los dos hielitos del trago amargo de que no tenemos ni la más pálida idea de lo que carajo realmente pueda a ser y hacer la Astrología.


Volvamos una vez más a retomar la respuesta de que "no se puede predecir" (, me refiero a la de que "no se debe predecir"). Esto principalmente puede ser un moral fruto del religioso arbol del conocimiento del bien y del mal: "¿Cómo osas adelantarte, miserable ser humano, a los caprichosos deseos de Dios?" dice con voz ronca y burlona un peludo diablo disfrazado de sacerdote que ofrenda su eyaculación en cada masturbación a Un Dios único, bien macho (y dicho sea de paso también facho).

Bueno, está por ahí cerca una versión más soft de esto mismo, la que titula este artículo y que se pretende justificar en un vocabulario cuasi-Pavloviano de que "la predicción te condiciona", o bien en un concepto con tintes reformistas aunque aún con bien Luteranos católicos tintes, "es que la predicción va en contra del <<libre albedrío>>".

"Claro, porque somos tan libres de todo tipo de condicionamiento...", suena risueña irónica otra voz burlona, pero esta vez, atemporal, de un niño, o de una niña, o de une niñe subido entre risas al caballo de la imaginación.

Padres y madres que nos condicionaron, autoridades de escuela que nos condicionaron, publicidades por doquier que nos condicionaron, sociedades enteras nos condicionaron. Aún peor, y tal vez más duro aún: la suprema inteligencia de ciclos cósmicos inertemente repetitivos tan mecánicos como las agujas de un reloj ¡nos condicionaron, y nos seguirán condicionando!

Es que la Astrología no se ocupa más que de reconocer las CONDICIONES cósmicas de cualquier acontecimiento. Y para qué sirve a lo propiamente humano, sino para que devengamos conscientes de tales condiciones, y así podamos liberarnos de la repetición ciega de sus consecuencias en cada nueva vuelta que damos.

Y si hablamos de la carta natal, es decir, la carta astral del momento de nacimiento e inicio del ciclo vital de cualquier tipo de entidad, la Ciencia Astrológica ha desarrollado en la mente humana a través de los milenios y aeones, una cantidad innumerable de conceptos y técnicas de análisis de tales condiciones, tantas como para tirar al techo. Con exóticos y altisonantes nombres para quienes lo miran por tevé, algunos tan tradicionales que no sabemos ni pronunciarlos, o peor, que cuando alguien los pronuncia nos generan asquito probablemente porque nos pone de cara frente a nuestra propia ignorancia al respecto.

Pero es que la astrología contemporánea ha convertido la "técnica astrológica" en sí en el nombre de algo parecido a un monstruo. Es que si hablamos de la aplicación de una "técnica" en relación con los procesos de la vida, hay quienes se autodefinen "humanistas" que se pueden ofender como si habláramos de la mismita razón instrumental que nos llevó desde Auschwitz y la Bomba hasta Google y Facebook pasando por el viaje a la Luna y el 2001 de Kubrick. Pero mientras hablamos mal de la "técnica" seguimos jodiendo con el más básico esquema del balance de elementos sin aplcar un análisis de regencias mientras escupimos las papitas sabor jamón y el pochoclo de maíz genéticamente modificado para resistir cualquier veneno con las que nos llenamos la boca ahorrándonos así de reflexionar pensar y articular bien dos conceptos.

Podremos empezar a utilizar una herramienta sin saber cómo está construída, pero no podremos avanzar mucho en su práctica si no le hacemos una ingeniería inversa para poder modificarla según nuestras necesidades. De la misma forma que podemos empezar a hablar un lenguaje sin ser conscientes de sus reglas internas, cosa valiosa para un recién iniciado, pero merecemos reconocer que si no nos sentamos a aprender las reglas de conjugación y el análisis sintáctico, difícilmente podamos entender los textos y discursos de quienes sean más letrados. De la misma forma que no podemos transformar nuestra forma de usar las uñas y dientes con violencia si no empezamos por reconocer que somos capaces de usar uñas y dientes con violencia, tampoco podemos pulir con responsabilidad nuestra capacidad de influencia, si no empezamos por reconocer la noción misma de INFLUENCIA.

La Astrología contemporánea suele también renegar de esta palabra, ya que hablar de la "influencia" de los astros es confuso para los fanáticos del morbo de la ciencia dura, que incapaces de concebir con su pirámide de cuatro caras una "influencia" que no implique causación física material medible. Por eso hay quienes prefieren que en astrología en vez de "influencias" hablemos de "correlaciones" o "sincronicidades", incluso de "incidencias internas" e "impregnaciones psicofísicas".

Pero a ver, si pretendemos "descondicionarnos" de los mecanismos habituales que nos tienen patinando ciegos en la rueda del hamster, primero empezemos por reconocer en qué rueda de hamster estamos corriendo y desarrollemos el músculo correspondiente para hacerlo conscientemente, y recién ahí tal vez nos planteemos si realmente necesitamos "descondicionarnos" o más bien "evolucionar" en esas condiciones inevitables, y empecemos a pensar en desarrollar nuestro propio estilo para correr en esa rueda.

Esto es un drama que duerme en la raíz de nuestra misión más básica en este planeta: la de reconocer y asumir nuestra condición humana.

Volviendo al tema de la Predicción Astrológica, podemos preguntarnos "¿qué es predecir?", veamos la etimología de "predicción": acción y efecto de decir algo antes de que ocurra. (pre- = antes; dicere = decir; -ción = acción + efecto) Es decir, si yo puedo predecirle a alguien algo que le va a pasar porque está marcado en su carta natal, eso es una acción que tiene inevitablemente un efecto sobre lo predicho. Esto puede implicar que el mero hecho de hacer una predicción, así como el método por el cual llegamos a tal conclusión, modifica de por sí lo predicho. Sostengo que nunca se puede predecir algo con total exactitud, pero sí se puede predecir con mayor o menor precisión según las técnicas y métodos a aplicar, así como de la pericia predictiva de quien las aplica. La Astrología en lugar de "agregar condicionamientos a la vida de quien consulta" en este sentido se ocupa de develar los condicionamientos vigentes e inevitables, y al permitirnos verlos, habilita la percepción de las múltiples vías alternativas de canalización para lo mismo.

Cito al respecto los significados atribuídos al asteroide de la musa Urania (nro. 30): "la celestial", Musa de la astrología, la astronomía, la geometría y las matemáticas. Representada portando una corona de estrellas, mirando hacia los cielos, midiendo un globo terráqueo con un compás. Aporta capacidad predictiva y poderes psíquicos, con un estilo idealista y devocional, muy buena para la astrología, el sacerdocio y la magia, así como para ciencias exactas, matemática, lógica. También indica capacidad didáctica a través de medios artísticos en general.

Es en todos estos sentidos que mi postura al respecto de la Astrología es que no puede no ser predictiva. Si le hablo de sus energías astrológicas abstractamente a una persona que se acerca a consultar en búsqueda de "autoconocimiento", me quedo en la paja mental, excepto que pueda llevar este "autoconocimiento" a un plano práctico, ayudando a resolver cuestiones concretas de su vida cotidiana. De hecho decir que "Sagitario es idealista" o "Tauro es sensual" o "Libra es indeciso", etc., estoy ya prediciendo formas de ser y tendencias de acción y rasgos de la personalidad, etc, aunque siempre teniendo en cuenta que la forma en la que describimos las energías astrológicas "influye" en la forma en que las vivimos, y asimismo, varían según los marcos epocales y paradigmáticos.

Sin embargo me parece aún más importante que la pregunta "¿qué es predecir?", preguntarnos "para qué queremos predecir?". Pues la respuesta que yo elijo es: para que podamos después PRESCRIBIR qué se puede hacer para PREVENIR posibles desenlaces evitables e indeseables. Hay quienes gustan de predecir para vanagloriarse de su capacidad intelectual, para ejercer poder e influencia, para juzgar las formas de ser y de actuar de las demás personas según sus propias subjetividades. También lo he hecho y tal vez a veces lo hago. Pero en la medida que lo reconozco, lo puedo trabajar, pulir, elaborar, superar. Por esto es que sostengo que negar en principio la posibilidad predictiva de la Astrología, es negar asimismo la posibilidad de superar la visión "predictiva" de la astrología para acceder al nivel emancipador y creativo al cual nos propulsa.

Pongamos un ejemplo de la utilidad positiva de la predicción: si yo quiero emprender un viaje en barco, por una cuestión logística, quiero saber cuáles son las condiciones climáticas antes de zarpar. Para lograr con éxito llegar a buen puerto, me conviene salir en determinadas fechas del año y no en otras, en determinados momento del día según la marea, y no en otros, e ir por determinados lugares según cómo sople el viento, y no por otros. Si tengo a mi disposición una herramienta técnica con la cual puedo hacer una predicción meteorológica con la cual ahorrarme un mal viaje, ¿por qué no usarla?. Si hubo gente que se mandó antes que yo a navegar las grandes aguas, ¿por qué no explorar ese territorio teniendo en cuenta sus mapas desarrollados?.

En este sentido me parece que la aplicación de una técnica predictiva de cualquier índole es, antes que una pretensión de omnipotencia fruto del deseo de controlar al Otro o a la Vida, más bien un acto de humildad, sabiduría y honra por los antepasados que me permite alinearme con los procesos de la Voluntad Cósmica para que pueda servir a Su propósito. Por el contrario, me parece que la pretensión omnipotente sería justamente la de renegar de tal legado y mandarme sin un mapa a remar en la tormenta.

AstroChaTaxis


Esa noche me reunía con un grupo de tarotistas para nuestras sesiones periódicas de brainstorming de aquellos días. Tenía la cabeza quemada de haber estado todo el día escribiendo un artículo para la facultad sobre las diversidad de opiniones y prejuicios que hay en la sociedad al respecto de la astrología. Me pesaban los párpados y preferí tomarme el primer taxi que pasó por la esquina de mi casa. Luego de abrir la ventana, respirar el aire fresco y relajarme en el asiento, se me ocurrió que podía conversar sobre el tema que tenía en la mente con el chofer.

Nico: “Disculpe, con 100 pesos me alcanzará?”
Taxi: “Si si, seguramente”
N: “…Me gustaría hacerle una pregunta, que tal vez sea muy personal, o tal vez no tanto… podría comentarme qué opina usted al respecto de la Astrología?”
T: “La Astrología??? Ufff… no, no creo en eso… en realidad no sé nada sobre el tema. Por qué?”
N: “Bueno, es que estoy estudiando Psicología en la Universidad Maimónides y en una materia estoy haciendo una investigación sobre la astrología”
T: “Pero qué pregunta… si me dieras un tiempo podría pensar una respuesta un poco más completa”
N: “No se preocupe, no hace falta que sea una respuesta completa… Cualquier opinión que tenga es válida, incluso aunque sea desde el desconocimiento o desde el prejuicio. A mí lo que me interesa es recopilar distintas opiniones que circulan entre la gente al respecto de la astrología… Usted entonces no cree que sea verdad?”
T: “No, no… para mí el horóscopo es todo mentira… Por ejemplo, yo soy de piscis, y cuando escucho lo que dicen por la radio que a los de piscis tal cosa, yo muchas veces no me siento identificado. Además, por ejemplo, si pusieran a 10 personas del mismo signo una al lado de la otra, seguro que van a ser todos muy distintos y no van a tener nada en común”
N: “Claro, usted no cree en los horóscopos ni en que los signos tengan algo que ver con la personalidad de la gente”
T: “Para nada. Igual no sé, es raro… porque a veces me doy cuenta que en un momento del año me siento de una manera particular y me doy cuenta que en el mismo mes, los años anteriores, también me sentía igual… Por ejemplo, en abril es como que tengo un humor bastante particular, como que me siento motivado y con más suerte, no sé si me explico; o por ahí en julio o agosto me siento un poco más deprimido, con más ganas de aislarme…”
N: “Qué interesante, y usted piensa que tal vez eso tenga que ver con algo astrológico?”
T: “Bueno no sé si eso es algo astrológico… Me parece más razonable pensar que en realidad es por la estación del año, y tal vez el clima afecta a todos en general… Pero es raro igual, porque no sé si a todos les pasa igual que como me pasa a mí; es muy subjetivo no? por ahí hay algo astrológico ahí, pero que es más personal, no sé cómo funciona…”
N: “Aha… Entonces usted piensa que aunque los horóscopos generalizados para los de un mismo signo son todo mentira, tal vez pueda haber algo astrológico que afecte a la gente, pero que se pueda ver más específicamente para cada persona”
T: “Claro, eso sí puede ser… Viste como cuando dicen que se te alinearon los planetas y estás con un momento de suerte…”
N: “Claro, eso es más particular de cada uno”
T: “Igual también me parece que la luna afecta mucho a la gente en general, por ejemplo en luna llena se nota mucho en el ánimo de la gente por la calle… Además si la luna afecta a las mareas y tantas otras cosas, y somos 80% agua, por qué no va a afectar a los pensamientos…? Tal vez es eso lo que estudia la astrología no?”
N: “Claro, tal vez va más por ese lado.”
T: (Respira hondo y suspira.) “Es que, en definitiva hay tantas cosas que no podemos ver… si la materia es energía, y todos somos energía, no?
N: “Aha, qué interesante”
T: “Bueno, entonces, si uno es generoso, y da buena energía, va a recibir algo bueno, incluso se multiplica y uno recibe algo mejor que lo que uno dio; y viceversa.
N: “Como una especie de karma positivo o negativo?”
T: “Exactamente, como un karma, o como la ley de atracción. Tal vez en realidad es porque uno se queda pensando en algo negativo, sintiéndose culpable, y uno atrae la mala suerte y el destino te hace alguna jugada que te termina saliendo más caro. Si de repente yo me quedo con un vuelto, y me doy cuenta antes de que la persona se aleje, pero disimulo y me lo quedo, después es mas probable que se me pinche una rueda de la nada… Pero por ejemplo, si me encuentro algo en el asiento de atrás y no sé quién se lo olvidó, ya está, cayó del cielo, lo agradezco y me lo quedo… pero si veo que un pasajero se olvida algo, le aviso y se lo devuelvo, y me agradece, y capaz 10 minutos después me sale un viaje a Ezeiza!”
N: “Que interesante.”
T: “Igual también por ejemplo, si yo veo a un viejito que no está pudiendo cruzar, paso de largo y me quedo pensando en eso y me siento mal, pero si me bajo y lo ayudo, después me cambia el día, es todo más positivo. Capaz es porque uno hace algo bueno y después te sentís mejor con vos mismo y eso te predispone de otra manera. Distinto que si hubieras hecho algún “pecado”, que te pesa en la conciencia y después no teja dormir. Es todo una cuestión de energía”
N: “Me llama mucho la atención que usted relacione esto con la astrología”
T: “En realidad no sé si tiene algo que ver… pero capaz que sí”
N: “Me encantó su opinión… muchas gracias! Uy, disculpe, veo que estamos pasando los 100 pesos en el reloj, y no traje más plata…”
T: “No te preocupes pibe, ya estamos llegando. Andá tranquilo, que seguro después me termina saliendo un viaje a ezeiza. Que te vaya bien!”
N: “Igualmente!”


    Esperando en la parada del colectivo para regresar a mi hogar otra noche de encuentro y brainstorming con tarotistas, me dejé convencer por el último taxi de una fila que pasó a mi lado a muy baja velocidad. Sonaba en la radio "Magia" de Cerati de su último disco, Fuerza Natural. Era una señal para que le pregunte a ese taxista cuáles eran sus pensamientos sobre la astrología.
    Le gustó el tema de conversación y me dijo que en su opinión, hay una relación muy importante entre los humanos y los astros que existe desde siempre, aunque hoy en día está más olvidada que en otras épocas. En otro momento de su vida él leía mucho sobre los significados de los signos y pudo corroborar las características de cada uno con los miembros de su familia y sus conocidos, y hoy todavía le sirve para comprender mejor algunos rasgos de carácter de la gente cuando recién conoce a alguien.
    Luego mencionó que los héroes de las leyendas, como el marinero Ulises, siempre consultan a los oráculos de los dioses, que llevan los mismos nombres que los planetas, y que si uno lee libros como esos puede ver que prácticamente dialogaban con ellos para ver cómo les iba a ir en sus viajes, por ejemplo si iban a tener tormentas o no...
    Le pregunto si además de las características de cada signo sabe qué planeta rige a cada uno, y admite no saber. Estábamos llegando a casa, entonces me dice que él es de Géminis y me pregunta de qué signo soy. Le digo que Sol en Aries, Luna en Capricornio y Ascendente Escorpio. Se sorprende y le pregunto si sabe su Luna y Ascendente, y me dice que en realidad no se interiorizó tanto y le recomiendo que lo averigue porque le puede resultar muy interesante.

El Planetario según Patrice Guinard

Esta es una recopilación de material sobre los Planetas presente en el sitio web de Patrice Guinard.

Para cada planeta, Guinard propone domicilio, exaltación, metal, principio, fórmula neurológica, fórmula existencial, acciones asociadas, cita de autor, descripción fenomenológica, personaje del Zarathustra de Nietzsche, filósofo presocrático y filósofo moderno




SOL = Identificación 
Domicilio: Leo
Exaltación: Aries
Metal: Oro
Principio: permanencia de lo único
Fórmula neurológica: mantenimiento de una excitabilidad fuerte
Fórmula existencial: imaginación radiante
Acciones asociadas: irradiar, vitalizar, exaltar, soñar, perpetuar, reproducir, imitar.

"Quédate donde estás y mira girar el mundo." (Henry Miller, Big Sur)

Lo real es límpido y transparente. Es lo que parece ser: un sueño que se perpetúa en la evidencia de su apariencia. Las cosas son lo que son: es inútil y vano el buscar transformarlas, actualizarlas o demostrarlas. Una fe inquebrantable dirige la acción y anima la consciencia. Lo solar se adhiere a las costumbres, a las convenciones y a los usos colectivos por respeto a normas y a valores sociales, y también por un juicio de valor afectivo de conveniencia. Le gusta jugar el rol de animador en el seno de una comunidad, y colocarse la función del centro radiante sin buscar el imponer a quien sea el conocer su naturaleza, ya que él conoce por instinto la invariabilidad de la naturaleza humana.
El ilusionista, el encantador, el comediante, el artista, busca la admiración de los demás, pero nadie lo nota ya. "...Movía los brazos y piernas, cual un loco furioso (y) finalmente cayó de bruces al suelo". Busca la grandeza y no encuentra más que "el reino de la plebe". Así, no imita ya la majestad y la dignidad de la nobleza, sino los gemidos, lamentaciones y los lloriqueos de la multitud. Pero de este nuevo rol, pronto se ha cansado, y ha perdido su función y su auditorio, ya que todos se han convertido en los monos y los bufones del sufrimiento de los demás y de los suyos.
PITÁGORAS de Samos: La explicación física de los milesios es sustituida por la analogía, de naturaleza mimética: el Número es el modelo al que toda cosa se ajusta y supone la existencia de una suite indefinida de arquetipos imitados por los eres sensibles y reproducidos a través de los diversos órdenes de lo real. El mundo está armoniosamente ordenado como cosmos, enteramente esférico; admite un Fuego central invisible alrededor del cual gravita el conjunto de los cuerpos celestes. Lo más visible recela lo inefable. Una justicia cósmica dirige el ciclo de los nacimientos y las muertes en curso del cual cada uno conserva su ser propio, según la ley de la transmigración de las almas.
BONAVENTURE (1221-1274) y la idea de luz: La creación es el producto de la emanación divina: un reflejo de Dios impregna cada cosa, transmutada así en un signo o en una imagen de lo divino. Una profundidad cala y se transparenta bajo la apariencia más trivial. La luz divina está tan presente en el alma, como el ser atento avance más profundamente en el interior de sí mismo. Así, la iluminación del alma por el verbo divino es la fuente de todo conocimiento, de Dios, del mundo exterior, como de sí mismo.


VENUS = Disociación

Domicilio: Virgo
Exaltación: Cáncer
Metal: Cobre
Principio: transformación de lo único en dual
Fórmula neurológica: descenso del nivel fuerte de excitabilidad.
Fórmula existencial: preferencia afectiva
Acciones asociadas: amar (y odiar), desear (y temer), atraer (y rechazar), desdoblarse, emparejar, acordar, compartir.

"Entre los objetos y los seres, ciertos están coloreados por mí. Éstos los veo. Creo en ellos." 
(Jean Giraudoux, La guerra de Troya no tuvo lugar)

La unidad se desdobla; lo aparente se colorea; lo visible se torna tangible. Algunas imágenes dan vida al objeto deseado, el cual concuerda con el sentimiento que lo suscita. Lo real es un cuadro de figuras más o menos sobresalientes, claras u oscuras, luminosas o sombrías, límpidas u opacas. La presencia permanente del deseo implica algunas estimaciones afectivas de aceptación o de rechazo, de placer o de displacer, de atracción o de repulsión. El vínculo es exclusivo, visceral. Lo venusino sólo existe a través de la mirada del otro, de su doble, de su complementario, tangible, ideal o imaginario. Vive con él en una complicidad confiante. Se da ya que sabe compartir.
El mendigo voluntario, el amable, el sabio pacífico, el que por amor a los demás, "en otro tiempo de una gran riqueza se despojó", rumia en el presente sobre el pasado en medio de las vacas. Su bondad y su amabilidad le incitaron a darlo todo, y hoy ya no encuentra ni gusto ni deseo a lo que sea humano: por todos lados el reinado de la carroña, "plebe arriba, plebe abajo". La nivelación suprimió las diferencias de condición. Ya no hay lugar para el amor, pero sólo un campo estéril para los rumiantes.
ANAXÁGORAS de Clazomenes: Un único principio es inconcebible: un doble infinito, la Materia y el Espíritu, regula la existencia y las transformaciones de lo que se manifiesta. Cada cosa material es una mezcla en la que existen semillas o gérmenes de cada otra cosa. Nada nace ni muere verdaderamente, ya que existe una operación perpetua de disociación de los compuestos y de recomposición de los disociados. Es el Noûs (Intelecto, Espítitu), presente en todo ser compuesto, que es el principio del movimiento, la causa motriz y organizadora, a la vez potencia discriminante inicial y principio cognitivo "final", agente instigador y testimonio de la discriminación.
ERNARD de Clairvaux (1090-1153) y la alabanza. Adoración y veneración caracterizan la práctica del creyente. En la cumbre de los diversos "grados del amor" se encuentra el amor puro o "beatífico" que es unión con Dios, reciprocidad, diálogo del alma con Dios, y devoción incondicional hacia lo que sobrepasa los poderes limitados de la razón. El deber de cada criatura es alabar a su creador, contemplar su belleza y su bondad, preparar la boda espiritual. El camino que lleva a Dios es simple y sin obstáculos; la benevolencia divina sólo reivindica lo que está en todos: amar.

MERCURIO = Dispersión
Domicilio: Acuario
Exaltación: Géminis
Metal: Mercurio
Principio: transformación de lo único en múltiple
Fórmula neurológica: descenso brutal de excitabilidad (y difusión periférica)
Fórmula existencial: movilidad intelectual
Acciones asociadas: transmitir, comunicar, traducir, diversificar, difundir, dispersar, desmigar, informar.

"Ni los campos ni los árboles quieren enseñarme nada, pero sí los hombres que están en la ciudad." (Sócrates, en Fedro de Platón)

Lo real se manifiesta a través de las diversas implicaciones de las señales más visibles: proliferación de los efectos, interpretación de los datos, diversificación de las consecuencias. Las realidades más heteróclitas comunican: combinación de signos, intercambio de datos, difusión de imágenes e ideas, juegos de lenguaje, multiplicación de las relaciones, transformación de las perspectivas, circulación, transcripción, transposición. Todo informa. El mundo es el reflejo ilimitado de lo mental, un juego del espíritu consigo mismo. El intelecto asiste al resplandecimiento de la consciencia; él es esta consciencia resplandeciente.
La sombra de Zarathustra, el viajero errante, el vagabundo del espíritu, el inconstante apátrida, recorrió todos los caminos de la tierra y se consumió en los mil fuegos de la existencia. Ya no es más que sombra: "En todas las superficies he estado ya sentada. A semejanza del polvo fatigado, he dormido sobre los espejos y las vidrieras; todas las cosas toman algo de mí, ninguna me da nada, adelgazo y parezco una sombra." Este espíritu libre se concedió todas las licencias, venció el miedo, superó las prohibiciones, buscó en vano su remanso de paz, y persiguió "la verdad pegada a sus pies". Su constatación es amarga: no hay ninguna verdad para descubrir, nada merece la pena, y ha desaparecido lo que nunca fue más que una ilusión: la profundidad del mundo. El heraldo de la movilidad no aspira ya más que al reposo y a la cautividad.
PROTÁGORAS de Abdere: El sofista no es ya metafísico, sino profesor, educador, intelectual de la Ciudad, divulgador de un saber. No reflexiona sobre ya sobre el mundo, sino sobre el ejercicio de la filosofía. Sustituye la aprehensión inmediata y segura de lo real, su interrogación sobre la verdad y sobre la ilusión del discurso. Todo es parcialmente verdadero. El humano es la medida de todas las cosas. El conocimiento depende del sujeto conocedor. Toda verdad es relativa, sometida a la verosimilitud de su enunciado, dependiente del tejido cultural en el cual se enraiza. La verdad no atañe ya a la visión, sino a un trabajo sobre el lenguaje por la argumentación y por la dialéctica.
Pierre ABÉLARD (1079-1142) y la problemática de la igualdad. En la "Querelle des Universaux", él impone el punto de vista conceptualista en lo que tiene que ver con la naturaleza de las ideas. Cada cosa (res) es un ser real, igual a sí mismo y relativamente independiente. La universalidad (de los generes y de las especies) es una construcción del espíritu, el producto de una abstracción a partir de las cosas singulares, dicho de otro modo, de una igualación salida de las imágenes confusas de pluralidades de elementos de naturaleza más o menos semejante. Lo universal no tiene que ver por tanto más que con las palabras y sus significados, no con las cosas reales. Es un producto de lo mental y de la abstracción.

JUPITER = Simplificación
Domicilio: Géminis
Exaltación: Leo
Metal: Estaño
Principio: transformación de lo dual en único.
Fórmula neurológica: aumento del nivel medio de excitabilidad.
Fórmula existencial: eficacia práctica. Acciones asociadas: difundir, constatar, esquematizar, normalizar, codificar, legislar, divulgar.

"Las cosas no pasan por lo que son, sino por lo que parecen. Son raros los que miran por dentro, y muchos los que se pagan de lo aparente. No basta tener razón con cara de malicia." 
(Baltasar Gracián)

Lo real se presenta bajo forma mediata: el objeto hace el signo httpy la palabra llama al acto. La eficacia y la prestación verbales se ilustran por medio de la disuasión y por la capacidad de legislar y de codificar lo concreto. La existencia reclama una clarificación eficaz: el fenómeno esquematizado, el acontecimiento diagnosticado, la situación reducida a sus líneas directrices. Algunas elecciones significativas orientan una actividad que se inscribe en las reglas del juego social que buscamos controlar. La experiencia se orienta hacia objetivos diversificados pero convergentes, que favorecen e incrementan el poder de acción y el disfrute de los bienes de este mundo. El jupiteriano se presenta como el garante de las relaciones entre los hombres, de su buen funcionamiento, como la autoridad moral necesaria sin la cual no hay salida para el recelo, la envidia y la suspicacia que los dividen y los desgarran.
Los dos reyes abandonaron sus tronos de gala y abdicaron un poder que no era ya más que mascarada y simulacro: "Entre nosotros todo es falso y está podrido. Nadie sabe ya venerar". El rey de la derecha, el legislador, habla abundantemente. Es el depositario de la ley y el representante de sus semejantes: habla "en su nombre"...
PARMÉNIDES de Elea: El Ser, única realidad, al cual ningún estado podría ser identificado, se distingue radicalmente del mundo de la apariencia, del devenir y de la multiplicidad. El Ser es, pero el No-ser no es. La diversidad de las manifestaciones visibles no es más que ilusión. El Ser debe ser pensado en sí mismo, en el encuentro de toda forma de opinión (doxa). "Lo que puede ser dicho y pensado debe ser". En esta resolución de la alteridad entre el Ser y el Pensamiento, y al otro lado de la apariencia engañosa del eterno movimiento del mundo, se perfila la certitud absoluta de que lo que subsiste se expresa, y que la esencia del mundo se reabsorbe en su intelección.
TOMÁS de Aquino (1225-1274) y la ley de conexión: La inclinación natural del intelecto hacia Dios autoriza la conciliación entre las exigencias de la fe y los imperativos de la razón. Es oportuno demostrar la existencia de Dios por medio de las pruebas basadas en la experiencia de la realidad sensible, y exponer el número de los atributos divinos. Todo ser tiene su lugar y su función en la jerarquía de los seres. La ley divina es compatible con las leyes humanas. Lo real es totalmente inteligible y la verdad consiste en una concordancia entre las cosas y las palabras.

LUNA+CERES = Inhibición absoluta
LUNA “estival/llena” = Indiferenciación
Domicilio: Cáncer
Exaltación: Tauro
Metal: Plata
Principio: permanencia de lo único en la emergencia de lo dual
Fórmula neurológica: implicación del nivel medio y mantenimiento del nivel fuerte de excitabilidad
Fórmula existencial: gestación informal
Acciones asociadas: limitar, englobar, confundir, acercar, cohabitar, esperar.

"¿Por qué no tendernos, simplemente, bajo ese alto plátano? (...) Aquél será maestro de sí mismo y tendrá una existencia feliz, quien, cada día, podrá decir: "yo he vivido".  (Horacio, Odes)

Lo real, percibido difusamente, aparece en su globalidad, en su homogeneidad interna. Las entidades están confundidas, no demarcadas. El mundo es un continuo. Un equilibrio informal se establece en la indiferenciación de los niveles, en la anexión de la exterioridad, en la interpenetración de los mundos, en la equivalencia entre realidades de contenido variado, en la ambivalencia y la reciprocidad de lo "real" y de lo imaginario. Todo se confunde y se disipa en esta cohabitación. El dato inmediato se mezcla con los recuerdos del pasado y con las fantasías del momento. Lo lunar vive en un mundo fluido, receptivo a todas las manifestaciones, en gestación permanente, en una espera perpetua de una actualización de sus virtualidades, ya que él lleva el mundo en sí mismo.

CERES: LUNA "invernal/nueva" = Potencialización
Domicilio: Piscis
Exaltación: Virgo
Metal: Cobalto
Principio: permanencia de lo dual en la emergencia de lo múltiple
Fórmula neurológica: implicación del nivel débil y mantenimiento del nivel medio de excitabilidad
Fórmula existencial: formalización lógica
Acciones asociadas: preservar, ordenar, sistematizar, pre-estructurar, repartir, distribuir.

"Cuanto más perfeccionada es una ciencia, menos necesidad tiene de gruesos volúmenes, ya que sus elementos están suficientemente establecidos, podemos encontrarlo todo en ella por el auxilio de la ciencia general o del arte de inventar." (Gottfried Wilhelm Leibniz)

Lo real es percibido globalmente, pero rigurosamente. Una lógica apriorística guía el razonamiento y reparte las entidades en la preservación de sus posibilidades latentes y de sus modalidades de articulación. Las virtualidades indiferenciadas de la Luna "estival" están ahora definidas y sistematizadas. Los elementos comparecen en el seno de una estructura preestablecida que los contiene y los dispone, o mejor: es la estructura que define los elementos. El armazón ya no está por edificar, ya que está pre-constituido, pre-colocado. De ello se deduce un conocimiento "innato", sin aprendizaje. Toda manifestación está inducida por una organización formal previa. Variaciones y movimientos se insertan en este orden definitivo. Lo lunar "invernal" no necesita referencias, ya que ya las tiene dominadas.

La LUNA aparece aquí doblemente, negativamente en tanto que burro - el cristiano en el espíritu de Nietzsche- en su aceptación blanda y beata de todos los discursos, y positivamente en tanto que el Zarathustra mismo, con su rechazo exigente y distanciado de todo valor existencial limitativa y su apertura incondicional a la vida y a todas sus posibilidades.
XENÓFANES de Colofón: Contra el politeísmo y el antropomorfismo homéricos, se afirma la existencia de un solo Dios, vasto cuerpo orgánico, entero, global, inmóvil e inmutable, inactivo-activo, que sin esfuerzo mueve todas las cosas por la fuerza de su ser. Así, el mundo es un todo, y sus múltiples manifestaciones están virtualmente contenidas en este inmenso cuerpo indiferenciado e incognoscible que cada ser percibe, subjetivamente, según su perspectiva propia, y muy a menudo según su imagen, como él percibe cada cosa sensible, relativamente a las demás cosas y en función de esta misma perspectiva.
Raimundo LULIO (1232-1315) y la tentación del orden: Una lógica metafísica, el ars magna, vasta combinatoria de conceptos y ciencia general de los principios, permite dilucidar la disposición armoniosa de todas las cosas en el seno de la totalidad, por articulación de series trinitarias: los nueve principios absolutos, los nueve principios relativos (que permiten descifrar su actividad) y las nueve categorías (que permiten cuestionar el objeto). Este gusto por la recomposición ideal de lo real se encuentra en el nivel teológico: una síntesis entre las concepciones judía, cristiana y musulmana debería permitir poner fin a las luchas religiosas partidarias.


MARTE+CHIRON = Excitación absoluta

MARTE “primaveral” = Confrontación

Domicilio: Aries
Exaltación: Libra
Metal: Hierro
Principio: permanencia de lo dual en la emergencia de lo único
Fórmula neurológica: implicación del nivel fuerte y mantenimiento del nivel medio de excitabilidad
Fórmula existencial: dinamismo vital
Acciones asociadas: actuar, combatir, emprender, realizar, agarrar, resistir, afirmar.

"Tengo enemigos visibles e invisibles / y no sé cuándo, ni adónde, ni en qué tiempo / ni en qué figuras me han de acometer." (Cervantes, Don Quijote)
La evidencia de la existencia presiona aquí, al alcance de la mano, imperativamente. Lo real nace de una resistencia manifiesta y tangible a la consciencia. La existencia surge en toda su potencia aparente, en su verdad desnuda. El marciano se afirma afirmando el mundo. Forma cuerpo con la materia, pero esta unión es tensa, dinámica, conflictiva, ya que está llena de enemigos exteriores e interiores. Toda situación es un campo virtual de enfrentamiento, de colisiones, de choque frontal, de altercados, de antagonismos flagrantes, e induce un conflicto inmediato, inminente, permanente. ¡Poco importa lo que se deduzca de ello!

CHIRON: MARTE “otoñal” = Integración
Domicilio: Sagitario
Exaltación: Acuario
Metal: Bismuto
Principio: permanencia de lo múltiple en la emergencia de lo dual
Fórmula neurológica: implicación del nivel medio y mantenimiento del nivel débil de excitabilidad Fórmula existencial: exigencia moral
Acciones asocidas: implicarse, comprometerse, cooperar, organizar, adaptar, valorar.

"El tiempo llega, el día está cerca. (...) Voy a desahogar mi furor contra ti; iré hasta el final de mi cólera contra ti, te juzgaré según tu conducta y te cargaré con todas tus abominaciones." (Ezequiel)
Lo real resiste a la consciencia por su inmanente complejidad. Se compromete, exige una participación en vistas a su transformación. La acción se cumple, no ya en lo inmediato y al provecho del actor (Marte "primaveral"), sino debido a una exigencia que lo supera. El combate sirve para un objetivo que le trasciende. Hay consecuencias de alcance general. Es imperativo comprometerse con lo que es justo, equitativo, a pesar de la consideración de intereses personales. La voluntad se convierte en el sostén obligado de la sensibilidad, en el propósito de fomentar la autenticidad bajo todas sus formas.

… El rey de la izquierda, el conquistador taciturno, habla poco, pero actúa. Han sufrido los efectos de la decadencia, del destronamiento: los primeros hombres se han convertido en fugitivos. Las jerarquías se han desmoronado. El poder se liquida a precio saldo en los mercados y se entrega a los "canallas". El derecho se ha convertido en algo inútil, y el combate en algo sin objeto. Estos hombres de acción no pueden ya actuar, ya que la acción no tiene sentido: "Y de todas las virtudes de los reyes, la única que les ha quedado, ¿no es acaso, la que hoy se llama saber esperar?"
HERÁCLITO de Efesio - Confrontación e Integración: Todo está sometido a la ley divina universal, el Logos inmanente y trascendente, a la vez justicia positiva y armonía, invisible, que rige cada destino individual según la necesidad. La ley natural se cumple por la transformación de todos los seres, cada uno en lucha con su contrario. "El opuesto es útil, y de las cosas diferentes nace la más bella armonía. Y todas las cosas están engendradas por la discordia." Así, cada fuerza se mantiene, por la acción de fuerzas antagonistas, en el conflicto que las une; cada ser está polarizado por las fuerzas que lo determinan a llegar a ser, perpetuamente, él mismo.
Roger BACON (1214-1292) y el enfoque del poder: El conocimiento es el único fin de la filosofía, así como de la teología. No se adquiere por el razonamiento o por la autoridad, sino por la experiencia (experimentum), la cual engendra un poder personal y singular sobre las cosas. A la vez externa e interna, sensible y espiritual, la experiencia es el único medio de revelar unas fuerzas naturales ocultas a través de las tres verdaderas ciencias operativas que son la astrología, la alquimia y la magia. El conocimiento de lo divino y la revelación no pueden entrar en conflicto con el conocimiento de la naturaleza.

SATURNO = Complicación
Domicilio: Capricornio
Exaltación: Escorpio
Metal: Plomo
Principio: transformación de lo dual en múltiple
Fórmula neurológica: descenso del nivel medio de excitabilidad
Fórmula existencial: investigación abstracta
Acciones asociadas: objetivar, purificar, desapegarse, renunciar, sanear, poner a distancia, estructurar, teorizar.

"La nada se va, queda el castillo de la pureza". (Stéphane Mallarmé, Igitur)
Lo real, de una complejidad extrema, reclama explicaciones nunca definitivas que se enraizan en postulados siempre cuestionados. El análisis de lo factual implica la capacidad de anticipar lo cronológico y de estructurar su experiencia. En el enredo del mundo fenomenal se transparenta un armazón, una estructura subyacente que unas leyes abstractas determinan. Todo se articula en una red de conexiones en la que cada entidad tiende a perder sus propiedades particulares. La investigación lleva a una distanciación progresiva de lo concreto. La racionalidad del mundo está en la octava de la complejidad indefinida del espíritu.
El escrupuloso del espíritu, el sabio concienzudo, el adorador de los hechos, el conocedor del "cerebro de la sanguijuela", quiere deshacerse de sí mismo. Vive escondido, como un perro, en las profundidades del pantano. Es un paria, miserable y desafortunado, ignorado y pisoteado por los demás. Parece inútil acumular un saber siempre limitado: "¡Mejor es no saber nada que saber muchas cosas a medias!" Así se contenta con explorar lo que, precisamente, deja el conocimiento incompleto, relativo, subjetivo, insatisfactorio y finalmente inútil: no a la conciencia, sino a lo que corroe la conciencia.
DEMÓCRITO de Abdere: Todos los cuerpos se componen de átomos (a-tomos), partículas indivisibles, dotadas de un movimiento natural originario que se cumple en el vacío. Éstos difieren por sus propiedades constitutivas (forma, colocación, posición, talla). La explicación por los átomos de la generación, del movimiento y de la pluralidad, elimina también las cualidades sensibles de los cuerpos que se convierten en las apariencias, los efectos de la superficie, de un real más complejo. El universo es eterno, constituido por mundos innumerablesy perecederos, enteramente material, privado de instinto y de armonía, y regido por causas exclusivamente mecánicas.
Guillermo de OCKHAM (1280-1348) y el uso del término: El logicismo crítico se opone a toda metafísica, anuncia la eclosión de la ciencia y sustrae lo divino a toda especulación intelectual. El discurso está compuesto de signos, los términos, unidades mínimas, sustitutos que "ocupan un lugar", representan o "suponen" bien otras palabras, bien conceptos, bien cosas. La articulación de los términos en el seno de la proposición crea la significación. La ciencia es la práctica de los signos supuestos y el conocimiento de las proposiciones. Una ciencia no tiene otro objeto que intenciones supuestas a las cosas.


URANO = Unificación
Domicilio: Tauro
Exaltación: Capricornio
Metal: Zinc
Principio: transformación de lo múltiple en único
Fórmula neurológica: aumento brutal de excitabilidad (y depresion periférica)
Fórmula existencial: emergencia individualizada
Acciones asociadas: centrar, orientar, descubrir, hacer irrupción, surgir, conmocionar, radicalizar.

"Si hubiera querido decir eso, lo habría dicho. (...) Cuando yo empleo una palabra, quiere decir exactamente lo que yo quiero que diga. (...) La cuestión es saber quién está destinado a ser el maestro." (Lewis Carroll, de Al otro lado del espejo)
Lo real aparece como un conjunto de elementos dispersos, que reclama imperativamente ser ordenado. La diversidad fenomenal se organiza y se focaliza bajo los auspicios de un principio abstracto. Ésta es tomada en bloque y reducida a sus líneas de fuerza, a su naturaleza esencial. Toda experiencia concreta está sometida al imperativo de la unificación. Las fuerzas se concentran y los recursos de la voluntad se movilizan en pro de un objetivo o de un proyecto que los subsumen. La consciencia egocentrada reúne el conjunto de sus potencialidades en una orientación unilateral, en vistas a una transformación radical. El uraniano sabe reconocer y cultivar con intransigencia lo que le pertenece como propio. El poder legítimo pertenece a quien sabe captar y regular las variaciones indefinidas salidas del movimiento del mundo.
El papa jubilado, el hombre piadoso e idealista, el viejo mago de línea sacerdotal, el último representante y servidor de lo sagrado, ese cuyo conocimiento permanece impenetrable para el resto de los hombres, ha perdido todo prestigio. Como Odín, "sólo ve por un ojo”. Se ha vuelto impotente, inútil, ya que el dios del que era responsable de sus poderes, ya no está. Ya no reúne a los hombres, puesto que la nada se ha apoderado de las conciencias. Y poco importa saber cómo ha sobrevenido la muerte de dios, ya que "Cuando los dioses mueren, mueren siempre de muchas especies de muertes".
TALES de Mileto: El mundo es Uno: conjunto orgánico, unificado, vivo y animado de parte a parte. El mundo es la Naturaleza (physis), totalidad regenerada por el Agua, principio primordial (arche) cuyas prioridades (fluidez, plasticidad, fertilidad) justifican la generación y la diversidad de las manifestaciones vivientes, y fuente única de la que nace, se abreva y se nutre la multiplicidad de los seres. La liberación de los mitos y de las opiniones pasa por la conceptualización, por la determinación (con la ayuda de la copula "es") y por la argumentación. La unificación funda la empresa filosófica, y reabsorbe las dificultades dadas por la diversidad de las cosas.
John DUNS SCOT (1265-1308) y la exigencia de la unidad: El objeto de la metafísica, el ser, es más englobante que el de la teología, Dios. En efecto, es el único concepto verdaderamente universal, y se declina bajo tres modos: el ontológico (el Ser en sí mismo, sin ninguna determinación, el ser del "quid"), lo físico (el Ser sensible, en lo real singular, el ser de "la hecceidad"), lo lógico (el Ser inteligible, en el intelecto, el ser de la generalidad). Los tres son reales, inteligibles y distintos, aunque el Ser, que es todo lo que es, permanece unívoco.

NEPTUNO = Asociación
Domicilio: Libra
Exaltación: Sagitario
Metal: Manganeso
Principio: transformación de lo múltiple en dual
Fórmula neurológica: aumento del nivel débil de excitabilidad
Fórmula existencial: participación contemplativa
Acciones asociadas: comulgar, fusionar, reunir, sensibilizar, disolver, encarnar, presentir, confiar, pacificar.

"Oh buscadores de razones para marcharse a otra parte, no traficáis con una sal más fuerte cuando, por la mañana, en un presagio de reinos y de aguas muertas altamente suspendidas sobre los vapores del mundo, los tambores del exilio despiertan en las fronteras a la eternidad que bosteza sobre las arenas." (Saint-John Perse, Anabase)
Lo real es un campo de correspondencias donde todo se responde, contribuye, resuena, comulga, simpatiza. La sensibilidad resulta de una contemplación activa, de una apertura a la multiplicidad de lo vivo. Lo que apenas es perceptible es sentido, lo que fluctúa imperceptiblemente es probado, gustado. Hay una profundidad más allá del dato inmediato, un halo que envuelve lo que se manifiesta, una atmósfera que acerca las realidades más dispares, un ambiente intemporal que mezcla el aquí y el allá. La indefinida presencia del mundo en sí mismo forma la consciencia. La vida es una promesa, ya que lo real no tiene límite.
El adivino, el profeta compasivo, es "el anunciador de la gran laxitud". Este contemplativo supo penetrar en las profundidades del mundo, sondear las vicisitudes del tiempo: algo no funciona ya; nada es como antes. Presintió lo que iba a pasar a la humanidad con la "muerte de Dios": el estado de desamparo de los hombres, el nihilismo, la apatía generalizada, estaría disfrazada de una agitación febril, la expansión del "desierto", el advenimiento de la miseria interior. "Todo da igual, nada vale la pena, el mundo carece de sentido, el saber ahoga".
EMPÉDOCLES de Agrigentes: Las dos fuerzas eternas y complementarias, philia (el amor) y neïkos (el odio), inherentes en las cosas, principios respectivos de inclinación y de aversión, se armonizan para regir el eterno devenir de todo ser a través de la presencia de los cuatro elementos (Tierra, Fuego, Aire, Agua) y según un ciclo inmutable de cuatro fases, durante el cual dos a dos unen y dividen vuelta a vuelta, asocian y disocian indefinidamente. El tiempo rige los seres en un perpetuo comienzo cíclico. Cuando el Amor rige él solo el estado del mundo, entonces aparece el Sphaïros, ser viviente inmenso, orgánico y armonioso de parte a parte, mezcla perfecta de los elementos.
ANSELMO de Canterbury (1033-1109) y la preocupación de no-alteridad: Dios no es desconocido para el hombre ya que éste se puede deducir del conocimiento de una presencia interior que no es posible inventar, ya que es la fuente de todo pensamiento. En consecuencia, cada uno posee en sí mismo una idea natural de Dios, inmanente, asociada al acto mismo de pensar. Dios existe ineluctablemente, ya que existe ya en el sentimiento del que busca pensar en él. El argumento llamado ontológico es la prueba más ineludible de la existencia divina, ya que dispensa de buscar razones externas, fuera del pensamiento.

PLUTON = Sobrediferenciación
Domicilio: Escorpio
Exaltación: Piscis
Metal: Niquel
Principio: permanencia de lo múltiple
Fórmula neurológica: mantenimiento de una excitabilidad débil
Fórmula existencial: irreductibilidad instintiva
Acciones asociadas: desestabilizar, disgregar, desmitificar, regenerar, criticar, perturbar, subvertir, relativizar.

"Yo haré verso de la pura nada, no será sobre mí ni sobre otra gente, no será sobre amor ni sobre juventud, ni sobre nada más; lo he compuesto durmiendo sobre mi caballo." (Guillermo de Aquitania)

La extrema complejidad se mantiene. Lo real es caótico, secreto, eternamente misterioso, inaccesible, insondable, impenetrable. Se manifiesta en las profundidades de la consciencia a través de estados indefinidos, nunca verdaderamente identificables, apremiantes, indecibles. El plutoniano defiende ferozmente su integridad a pesar de la reversibilidad de los estados de consciencia y de la indeterminación del deseo. Vive en el movimiento desordenado de realidades inextricables. Percibe lo evanescente, lo inefable e improbable, más allá de las apariencias y de las trivialidades. Mantiene en sí mismo una multiplicidad de referencias en la infinita variabilidad del Ser y de los seres. El desorden es su ley, su orden, y hasta el último momento, todo es siempre posible.
El más feo de los hombres, el intocable, el asesino de Dios, vive recluido "en un reino de muerte" se despojó de su forma humana y se metamorfoseó en una especie de "cosa indecible" e infame. Escapó a la "muchedumbre de los compasivos" y a su conmiseración impúdica. Su amor por sí mismo le condujo a suprimir el último testigo de la miseria humana - Dios. Pero el resultado de su búsqueda intransigente fue su propia exterminación. Sólo queda el desprecio por sí mismo. Desembarazándose de Dios, el contador de la humanidad aceleró su propia aniquilación.
ANAXIMANDRO de Mileto: El principio (arche) de todas las cosas podría ser concreto: el apeiron (infinito e indefinido) es imperceptible, más allá de toda calificación y de toda representación sensibles. El ser eterno y original, imperecedero, engendra la multiplicidad de las formas naturales efímeras, de las que ninguna tiene identidad estable. Es también el ser final al que vuelve toda formación individualizada. Por la muerte se pagan los excesos de la diferenciación: "Es de la que la generación procede para las cosas que son, y también es hacia la que vuelven bajo el efecto de la corrupción, según la necesidad; ya que las cosas se rinden mutuamente justicia y reparan sus injusticias según el orden del tiempo".
Johannes ECKHART (1260-1328) y la docta ignorancia: El ser divino es indeterminado, indecible, incomprensible, incognoscible. La deidad inefable está más allá de todo atributo, de toda forma, de toda representación mental, más allá de la misma del dios de la Creación y del dios de la Trinidad. Hay que rechazar a Dios su ser mismo para que él sea la fuente de todo ser. Por consecuencia, no se puede conocer nada: no se puede perder uno en sí, desnudarse, morir en sí mismo, y abandonar hasta la idea misma que tenemos de Dios. Las criaturas, a imagen del ser supremo, no son más que "pura nada".


¿Qué significa el Signo Ascendente en el Horóscopo?


Para la interpretación paso a paso de una carta astral, un factor fundamental a tener en cuenta es el Signo Ascendente. ¿Qué es el Signo Ascendente? El Ascendente es el Signo que está en el Este, por donde ascienden los astros en el horizonte. El Ascendente es la cúspide de la Casa 1 de cualquier carta astral, y en Astrología Psicológica nos da indicadores sobre la personalidad del nativo, su apariencia física, especialmente el rostro y la cabeza, también el Ascendente nos indica cuáles son sus intereses, aficiones e inclinaciones, y algunos de los principales temas a "aprender" por la persona en esta vida.

Para interpretar el Signo Ascendente en el horóscopo tenemos que tener en cuenta en primer lugar cuál es su planeta regente, tanto por domicilio como por exaltación. Esto implica que cada Signo Ascendente está por definición conectado con otras casas de la carta astral, ya que tradicionalmente todos los planetas tradicionalmente rigen al menos a dos signos por domicilio y a uno por exaltación.

Aries + 8 +10 (+5)
Tauro + 6 + 8 (+3)
Géminis + 4
Cáncer + 11 (+6 +9)
Leo + 9
Virgo + 10
Libra + 8 + 6 (+4+5)
Escorpio + 6 + 3
Sagitario + 4 + 8
Capricornio + 2 + 10 (+4+11)
Acuario + 12 + 9
Piscis + 10 + 5 (+3+8)

Te estarás preguntando ¿Qué significan esos números? Veamos

En una carta con Ascendente en Aries, Marte es el planeta gobernante, y esto quiere decir que las casas 8 en Escorpio y 10 en Capricornio serán muy importantes también, ya que también están regidas por Marte por domicilio y exaltación. Además, el Sol se exalta en Aries por lo tanto este planeta también será importante y trae la casa 5 en Leo a nuestra atención.
Marte entonces esta siendo el significador principal de la persona y junto con el Sol nos darán información sobre su sexualidad, sus conflictos psicológicos, cómo esto repercute en la expresión de su potencial profesional y en asumir su rol social, y cuáles son sus talentos creativos y autoexpresivos.

En una carta con Ascendente en Tauro, Venus gobierna y también rige por domicilio a la 6 en Libra y por exaltación a la 11 en Piscis. Además en Tauro se exalta la Luna cuyo domicilio Cáncer está en la casa 3. Esto implica que Venus como significador personal de la persona nos indica cómo son sus rutinas saludables o tendencias a enfermar, así como sus potenciales esperanzas y apertura a las amistades y nuevos vínculos. Junto con la Luna, nos muestran cómo esto repercute en la comunicación con los seres queridos y el entorno inmediato.

En una carta con Ascendente en Géminis, Mercurio gobierna y rige también a la 4 en Virgo por domicilio y exaltación. Esto implica que el desarrollo de la persona se va a ver a través de la posición de Mercurio, sumamente vinculado con el desarrollo de raíces emocionales, de su vínculo con sus antepasados y su lugar de origen.

Con Ascendente en Cáncer, la Luna gobierna la carta y rige por exaltación a la 11 en Tauro. Además en Cáncer se exalta Júpiter por lo tanto la 6 en Sagitario y la 9 en Piscis vienen a colación. La Luna nos va a indicar cuán dispuesta está la persona para libertad en los vínculos y la fertilidad creativa de su entorno, y su relación con Júpiter nos aclara sus ideas religiosas, qué problemas de salud puede tener y cómo puede poner en práctica sus ideales en su vida cotidiana.

Ascendente en Leo está gobernado por el Sol, que rige por exaltación a Aries en la casa 9. En este caso el Sol indica cuáles son los ideales que la persona sigue y predica y cómo puede ser guía para otres.

Ascendente en Virgo, gobernado por Mercurio, que rige por domicilio también la 10 en Géminis. Mercurio aquí actúa distinto que en el Ascendente en Géminis, indicandonos acerca de las inteligencias y habilidades que la persona tiene para ofrecerle profesionalmente al mundo.

Ascendente en Libra, gobernado por Venus también rigiendo la 8 en Tauro por domicilio, y la 6 en Piscis por exaltación. Aquí Venus actúa distinto que en la carta con ascendente en Tauro, indicando más bien cuáles son los complejos emocionales de la persona y de qué manera esto repercute en sus hábitos cotidianos y su salud. Libra es además la exaltación de Saturno, que rige las casas 4 en Capricornio y 5 en Acuario en esta carta. Venus y Saturno combinados entonces indican cuál es la base emocional desde donde la persona puede autoexpresarse creativamente para realizarse.

Ascendente en Escorpio, gobernado por Marte también rigiendo por domicilio la 6 en Aries y la 3 en Capricornio por exaltación. Marte significa el tipo de rutinas que la persona necesita seguir para mantenerse su salud fuerte y aproximarse de manera inteligente a los intercambios y la resolución de asuntos cotidianos.

Ascendente en Sagitario, gobernado por Júpiter también regente de 4 en Piscis y por exaltación de 8 en Cáncer. Aquí Júpiter indica el tipo de búsqueda existencial profunda de la persona, y su intento de comprensión de la totalidad y del misterio a través de la conexión con dios, la muerte y lo espiritual.

Ascendente en Capricornio, gobernado por Saturno también regente por domicilio de 2 en Acuario y por exaltación de 10 en Libra. Saturno se vuelve el indicador principal de la persona mostrandonos también su capacidad para administrar  recursos y servir al bien público. Además, Marte como regente por exaltación de Capricornio, rige la 4 en Aries y la 11 en Escorpio, indicando la posibilidad de éxito en cuestiones inmobiliarias y emprendimientos adaptados a las circunstancias.

Ascendente en Acuario, Saturno el gobernante rige por domicilio la 12 en Capricornio y por exaltación la 9 en Libra, siendo indicador de cuáles son las cargas inconscientes que la persona busca trascender para comprender el marco mayor en el que se puede expandir.

Ascendente en Piscis, Júpiter su gobernante rige también por domicilio la 10 en Sagitario y por exaltación la 5 en Cáncer. Esto hace de Júpiter un significador de la profesión y el rol que la persna puede ocupar en la sociedad poniendo en acción su potencial creativo y autoexpresivo. Además, Venus por exaltación en Piscis, rige también por domicilio la 3 en Tauro y la 8 en Libra. Esto hace de Júpiter en combinación con Venus significadores de la capacidad para intercambiar información y bienes y energía emocional en la comunicación.

Significados de las casas según la escuela HUBER





el ABZ astrológico

Cada número de Casa está asociado a un signo y una combinación de planetas según el habitual contemporáneo "Alfabeto de las Doce Letras". Sin embargo ¿qué pasa si a cada casa le agregamos un aspecto según la armónica correspondiente?

1 - Aries - Marte/Sol - Conjunción
2 - Tauro - Venus/Luna - Oposición
3 - Géminis - Mercurio - Trígono
4 - Cáncer - Luna/Júpiter - Cuadratura
5 - Leo - Sol - Quintil
6 - Virgo - Mercurio/Ceres - Sextil
7 - Libra - Venus/Saturno - Septil
8 - Escorpio - Marte/Plutón - Semi/Sesquicuadratura
9 - Sagitario - Júpiter/Chiron - Novil
10 - Capricornio - Saturno/Marte - Decil, Semi/sesquiquintil
11 - Acuario - Saturno/Urano - Oncil
12 - Piscis - Júpiter/Venus/Neptuno - Semisextil, quincuncio

Método Magi

Síntesis de http://www.magiastrology.com/mini-book.php

Esta lista de combinaciones se puede utilizar para analizar en principio la carta natal, luego relación por sinastría, luego horarias de eventos como primer encuentro y primera relación sexual, y horarias / electivas de fechas de matrimonio, unión de negocios, etc.


Buena conexión: Conjunción, Trígono, Paralelo
Conexión: Semisextil, Quincuncio, Contraparalelo
Turbulencias: Oposición, Cuadraturas

Lista de planetas en orden de importancia para uniones exitosas de larga duración:
Chiron, Vesta, Venus, Sappho, Neptuno, Marte, Sol, Luna, Plutón, Júpiter, Urano, Pallas, Mercurio, Juno, Ceres, Saturno, Sedna (Ejemplo: para que el vínculo sea exitoso y duradero son más propicios los aspectos entre Chiron y Venus que entre Venus y Juno.)

Aspectos Sexuales (fem):
Venus + Plutón,
Marte + Plutón,
Venus + Marte

Aspectos Sexuales (masc):Marte + Venus/Urano/Neptuno/Plutón

Atracción:
Sol + Venus: Cupido
Sol + Chiron: Confianza
Luna + Venus: Seducción
Venus + Neptuno: Seducción, Romance
Venus + Chiron: Romance Cenicienta
Jupiter + Chiron: Romance Cenicienta
Chiron + Neptuno: Romance Cenicienta

Anti Matrimonio:
Sol + Urano
Venus + Urano

Éxito: 
Sol + Júpiter / Urano / Neptuno / Plutón,
Venus + Júpiter / Urano / Neptuno / Plutón,
Júpiter + Sol / Venus / Neptuno,
Chiron + Venus / Jupiter / Pluton
Júpiter +  Plutón: Súper Exito
Júpiter + Urano: Fama
Chiron + Neptuno: Unión vitalicia con seguridad financiera

Unión Dorada:
Combinaciones entre Venus + Jupiter + Chiron + Plutón dan grandes beneficios económicos

Unión Plateada:
Combinaciones entre Venus + Júpiter + Urano + Neptuno dan prosperidad y seguridad a largo plazo

Aspectos turbulents de Saturno indican problemas en las relaciones. En sinastría, dominación de parte de la persona cuyo Saturno hace los aspectos turbulents con los planetas de la otra persona, que se siente oprimida.

Los aspectos doblemente aplicativos (un planeta directo y el otro retrógrado) son más propicios y poderosos que los simplemente aplicativos. Los aspectos simples aplicativos de aspectos turbulentos son los menos propicios.






Aspectos de Lilith con los Planetas

Traducido y adaptado de Tom Jacobs

"Los aspectos de Lilith verdadera con los planetas y otros puntos nos indican dinámicas energéticas en el campo energético de la persona. Una forma de ver a los aspectos es como "conversaciones" ocurriendo entre las dos energías en el sistema energético y la conciencia de la persona."

Lilith/Sol: Desarrollo de un ego saludable en términos del ingreso del salvaje natural que existe en el cuerpo y en el mundo alrededor de la persona. Aprendizaje de que controlar lo salvaje les traerá penas mientras que apoyarlo y dirigirlo les enseñará a trabajar con ello para volverse más completo.

Lilith/Luna: Emociones involucradas en un diálogo interno con el lado salvaje o femenino natural incontrolable en la persona. Fluctuaciones del estado de ánimo si falta enraizamiento, o bien si hay buenas raíces, vivir el espectro completo de las posibilidades emocionales disponibles para el ser humano.

Lilith/Mercurio: La mente y los procesos de pensamiento están en conversación con el lado instinctivo y salvaje interior. Aprender a dejar que el instinto guíe la mente, seguir la curiosidad, permitir que la mente aprenda a funcionar de maneras únicas y flexibles- Potencial para desarrollar profundos y sorprendentes niveles de percepción de los estímulos sensoriales.

Lilith/Venus: Necesidad de aprendizaje sobre las relaciones, valores, recursos y dinero mediante la confianza en el instinto. Potencial para sentir en el cuerpo qué personas, actividades, opociones y elecciones son las correctas, más allá de las apariencias.

Lilith/Marte: Deseo y voluntad consciente en contacto con el lado salvaje interior. La reactividad instintiva natural de marte es informada por Lilith para salir de la sumisión y alinearse con lo que es mejor para la persona para salir adelante. Desarrollo de la sabiduría natural para darle cauce a la energía de los impulsos.

Lilith/Jupiter: Conversación interna entre la fe, la esperanza, las creencias y el instinto salvaje. Oportunidades para poner a prueba las bases de las creencias: vienen de la mente o enraizan en un lugar interno? Aprender a abandonar toda creencia que saque a la persona de su cuerpo y de la naturaleza. Aproximación a la creencia de una manera pre-lógica, pre-racional, para que haya apertura a la vida y sentir intuitiva y visceralmente dónde hay oportunidades y dónde no.

Lilith/Saturno: La madurez y la función de estructurar necesitan aprender del lado incontrolable e instintivo de Lilith. Cualquier rigidez que no sirva al ser de la persona en todo nivel debe ser reelaborado para permitir que brille la sabiduría primal de Lilith. Aquí también Lilith debe aprender de Saturno que la estructura y el fundamento firme pueden servir sus propósitos.

Lilith/Chiron: Conversación entre la antena energética y el mundo natural como extensión de la misma. Mucha reactividad emocional si la persona se siente amenazada. Necesidad de que todas las expresiones humanas posibles sean permitidas y honradas en principio, para que la persona se guíe a sí misma a las situaciones y experiencias correctas sobre la  base de la confianza en el instinto y el cuerpo mismo.

Lilith/Urano: Conversación entre la necesidad de ser libre y la de ser salvaje. La originalidad de Urano le enseña a Llith a dejar atrás las situaciones que no le sirven, mientras que Lilith le enseña a Urano a volver al cuerpo en lugar de desconectar mediante el desapego y la objetividad que llevan a quedarse trabado en la cabeza

Lilith/Neptuno: Conversación interna entre la renuncia y el instinto salvaje. Necesidad de salir y sentarse en rocas, abrazar árboles, conectarse y comunicarse con todo tipo de animales y formas de vida para aprender a mantenerse consciente y presente en el cuerpo.

Lilith/Pluton: Conversación interna entre la honestidad, la verdad, la autonomía, la igualdad y el respeto. Darse cuenta a quién le toca ser el fuerte y cuándo. Plutón puede aprender de Lilith a honrar los ritmos cambiantes y pasajeros del mundo natural, y Lilith puede aprender de Plutón a ir a las armas cuando se necesita convicción y determinación. Ambas son fuertes si el salvaje interior es reconocido y honrado.

Lilith/ASC-DSC: Autodefinición en las relaciones y selección de los otros significativos mediante un proceso de apertura y confianza en el instinto para evitar los vínculos absorbentes y el deseo de huir de los mismos cuando no están funcionando.

Lilith/MC-IC: Necesidad de conocer y honrar lo salvaje interior en el marco del hogar y la profesión. La sabiduría del instinto visceral puesta en juego en la elección de un trabajo así como en la relación con la familia y la seguridad. Confianza en sí mismo para tomar las decisiones correctas a cualquier costo en cuanto al equilibrio entre el trabajo y el hogar.

Lilith/Nodos: Desarrollo de una relación saludable con el salvaje natural interior como un tema que se arrastra a través de las reencarnaciones. Aprender a deshacerse de las etiquetas culturales que quedan adheridas a quienes viven historias Lilíticas, y conectarse con la verdad humana: somos extensión del mundo natural, portamos la energía del salvaje incontrolable dentro nuestro, y necesitamos hacer las paces con quienes realmente somos.